Qué es una VPN: cómo funciona y si deberías usarla

Una red privada virtual o virtual private network (VPN) encripta tus datos personales y oculta tu dirección IP real en una red pública. Es una de las soluciones más comunes para proteger la privacidad y la seguridad en Internet.

Además de sus ventajas de privacidad y seguridad, una VPN te permite acceder a más contenidos de Internet. Con ella, puedes cambiar tu ubicación virtual y evitar las páginas web bloqueadas geográficamente.

En este artículo, hablaremos de qué es una VPN, cómo funciona y por qué te conviene utilizarla. También te mostraremos cómo utilizar una VPN y te ofreceremos alternativas.

La VPN es un tipo de red que imita una red privada en una conexión pública de Internet. Establece una conexión segura ocultando tu dirección IP y encriptando tu tráfico de Internet. Las conexiones VPN también te permiten acceder a contenidos con restricciones geográficas.

¿Cómo funciona una VPN?

Cuando te conectas a internet sin una red privada virtual, tu proveedor de servicios de internet (ISP) es el principal intermediario entre tu dispositivo e internet. Tu ISP le asigna una dirección IP única a tu dispositivo y rastrea todos los sitios web que visitas.

En cambio, cuando se activa una conexión VPN, todas las solicitudes web viajan a través de un túnel encriptado y se enrutan a través de un servidor VPN antes de llegar al servidor de destino.

Después de procesar una solicitud, los datos enviados de vuelta al dispositivo pasan por la misma conexión VPN encriptada y el mismo proceso de enrutamiento.

Cuando se utiliza una VPN, la conexión a Internet de tu dispositivo sigue pasando por tu proveedor de Internet. Sin embargo, como está encriptada y enrutada a través de un servidor VPN, tu proveedor de Internet ya no verá los sitios web que visitas. Sólo sabe que estás conectado a una VPN y que el tráfico cifrado viaja desde tu dispositivo a un servidor.

Para entender mejor cómo funciona una red privada virtual, echa un vistazo a algunos procesos clave que realiza una VPN y sus beneficios:

  • Proxying. Al igual que un proxy, una VPN oculta tu dirección IP y tu ubicación para aumentar tu anonimato en línea. Los sitios web que visitas solo ven la dirección IP y la ubicación del servidor VPN.
  • Autenticación. El proceso de autenticación garantiza que tu cliente VPN sólo interactúe con el servidor VPN al que quieres conectarte. Esto evita que otros terceros intercepten tus datos.
  • Tunelización. Una conexión VPN activa un túnel cifrado para el tráfico de Internet. Este proceso encapsula cada paquete de datos dentro de otro paquete de datos, lo que dificulta su lectura por parte de personas malintencionadas.
  • Encriptación. Muchos sitios web que utilizan SSL o TLS encriptan los datos que se intercambian entre tu dispositivo y el servidor de destino. Sin embargo, este cifrado se limita a los sitios web que visitas. Mientras tanto, un túnel VPN encripta todo el tráfico. Muchos proveedores de VPN utilizan un cifrado de grado militar, que es casi imposible de leer por terceros.

Estos procesos funcionan conjuntamente para proteger tus datos de tu proveedor de servicios de Internet y de otros terceros que quieran interceptar tus datos.

Los siguientes son los datos personales que la tecnología VPN puede ocultar cuando está activada:

  • Dirección IP. La dirección IP es el identificador único de un dispositivo. Permite inferir información sensible como tu proveedor de servicios de internet, país, ciudad o incluso la dirección de tu casa. Una VPN oculta tu dirección IP con la suya propia.
  • Ubicación. Como las redes privadas virtuales ocultan tu dirección IP real, puede parecer que estás navegando desde una ubicación diferente. Por ejemplo, si estás en México pero te conectas a un servidor VPN en España, otros usuarios pensarán que tu ubicación es España.
  • Historial de búsqueda y navegación. Como tu conexión a Internet viaja a través de un túnel VPN encriptado, tu ISP o terceros malintencionados no sabrán lo que buscas y exploras en línea. Esto ayuda a evitar los anuncios dirigidos y a proteger tu privacidad en Internet en general.

Tipos de VPN

Hay varios tipos de VPN que se utilizan para diferentes propósitos. Veamos cuatro de los más comunes: VPN personal, de acceso remoto, de sitio a sitio y móvil.

VPN personal

También llamada VPN de consumo o comercial, la VPN personal conecta a sus usuarios con el Internet público a través de una conexión cifrada mediante un servidor VPN. Su objetivo principal es proteger la privacidad en línea y evitar el bloqueo geográfico.

Al estar pensadas para un uso comercial, las VPN personales son fáciles de configurar en diferentes dispositivos como ordenadores, portátiles, consolas de juegos y dispositivos móviles. Algunos ejemplos de servicios VPN personales son NordVPN, ExpressVPN y Surfshark.

VPN de acceso remoto

Una VPN de acceso remoto permite a los usuarios conectarse a una red privada o local. Este tipo de VPN suele ser utilizado por los empleados para conectarse de forma segura a la red de la oficina de su empresa y acceder a sus datos y recursos.

Las VPN de acceso remoto son beneficiosas para los trabajadores remotos y los empleados que trabajan desde casa. Con una VPN de acceso remoto, pueden acceder a sus archivos de trabajo como si estuvieran físicamente en la oficina. Su cifrado también es crucial para proteger los datos sensibles de la empresa cuando se utilizan puntos de acceso Wi-Fi públicos.

VPN móvil

Al igual que una VPN de acceso remoto, una VPN móvil suele ser utilizada por los empleados para conectarse a la red empresarial de su compañía de forma remota.

La principal diferencia es que una VPN móvil permanece conectada incluso si el usuario cambia su conexión de red o pierde su conectividad. Por esta razón, las VPN móviles se recomiendan para usuarios con mucha movilidad o personas con conexiones a Internet inestables.

VPN de sitio a sitio

Este tipo de VPN fusiona dos redes en sitios diferentes. Por ejemplo, si una empresa tiene dos oficinas en Europa y Asia, una VPN de sitio a sitio puede fusionar las dos redes privadas de la empresa.

Muchas empresas globales utilizan una combinación de VPN de sitio a sitio y VPN de acceso remoto. La VPN de sitio a sitio fusiona todas las redes privadas de la empresa en todo el mundo, mientras que la VPN de acceso remoto permite a los empleados acceder a todas esas redes a la vez.

Por qué debería utilizar un servicio VPN

Ahora que has aprendido qué es una VPN y cómo funciona, puede que te preguntes por qué deberías usarla. Si te preocupa tu privacidad, seguridad y libertad en la red, una red privada virtual es una herramienta excelente. Profundicemos en el tema para saber por qué.

Privacidad

Una VPN encripta tu tráfico de red y dirige tu conexión a Internet a través de un servidor remoto. Te permite ocultar datos en línea como tu dirección IP, ubicación, historial de búsqueda y navegación, y descargas. Como resultado, tu proveedor de servicios de Internet, los sitios web que visitas y otros terceros no podrán leerlos.

Seguridad

Desgraciadamente, en Internet abundan las amenazas a la seguridad de los sitios web y los usuarios. El cifrado de la VPN y el ocultamiento de la dirección IP pueden añadir una capa de seguridad a la actividad en línea de una persona.

Si navegas por Internet utilizando una conexión poco fiable, como una red Wi-Fi pública, el riesgo de ser víctima de un ciberataque es alto. Conectarse a un servidor VPN encriptará tu conexión a Internet y ocultará tu IP en esas redes inseguras.

Para los trabajadores remotos, el uso de una VPN no sólo es necesario para acceder a los archivos de la empresa. También mantiene los datos sensibles de la empresa a salvo de ser leídos o robados por terceros con intenciones maliciosas.

Libertad

Una VPN puede cambiar la ubicación virtual de los usuarios. Esta función da a los usuarios de VPN la libertad de acceder a contenidos bloqueados en su región.

Por ejemplo, es posible que un programa de televisión que quieres ver en Netflix solo esté disponible en una ubicación específica, o que tu país censure un sitio de redes sociales. Al cambiar tu ubicación a un país diferente con una VPN, podrás acceder a los contenidos bloqueados geográficamente.

Las conexiones VPN también pueden evitar la limitación de datos y ancho de banda por parte de los proveedores de servicios de Internet. Muchos proveedores de servicios de Internet limitan el ancho de banda disponible para una serie de servicios en línea que consumen muchos recursos, como los sitios de streaming o las redes peer-to-peer (P2P). Una VPN puede evitar esto, permitiéndote aprovechar al máximo tu conexión a Internet en todo momento.

Algunas tiendas de comercio electrónico y sitios de venta de entradas muestran precios diferentes para sus clientes en función de su ubicación, hábitos de compra o suposiciones sobre su estatus socioeconómico. Una VPN puede evitar esto y ayudarte a conseguir el mejor precio para tus compras online.

Teniendo en cuenta las ventajas anteriores, te recomendamos que te conectes a una VPN cuando realices las siguientes actividades:

  • Utilizar una red Wi-Fi no segura. Debes utilizar una VPN mientras estés conectado a una red pública, como una Wi-Fi gratuita. Una VPN evita que el administrador de la red y los ciberdelincuentes de la red lean y roben tus datos.
  • Viajar. Una VPN te permite recibir tu contenido local habitual incluso cuando viajas a otro país.
  • Ver contenido en streaming. Ver contenidos de video de servicios de streaming mientras estás conectado a una VPN puede evitar la limitación del ISP. También te permite acceder a películas y programas de televisión disponibles en diferentes regiones.
  • Jugar en línea. Algunos juegos restringen sus características sólo a regiones específicas. El uso de una VPN desbloquea estas características.
  • Realizar descargas. Sin una VPN, tus descargas son visibles para tu proveedor de servicios de Internet. Si participas en el intercambio de archivos P2P, las personas desconocidas podrán ver tu dirección IP. Utilizando una VPN al descargar, puedes eludir estos problemas de privacidad.
  • Comprar. Con una VPN, puedes evitar la discriminación de precios y conseguir la mejor oferta para tus compras.

Cómo utilizar una VPN

Antes de aprender a utilizar una red VPN, es importante saber qué proveedor de servicios elegir.

Como regla general, la mayoría de los servicios VPN gratuitos no son recomendables. Las VPN gratuitas suelen recopilar registros de tu actividad en línea o contener malware. Conociendo estos riesgos, utilizar un servicio gratuito puede anular el propósito de utilizar una VPN en primer lugar.

Recomendamos utilizar un servicio VPN de calidad como NordVPN, ExpressVPN o Surfshark. Un buen servicio de VPN mantiene tu conexión rápida, no almacena registros de tu actividad en línea y tiene muchas ubicaciones de servidores globales. Por término medio, un servicio de VPN cuesta entre 5 y 10 dólares al mes.

Muchos servicios VPN son fáciles de configurar y utilizar. Con el software de cliente VPN disponible en una amplia gama de ordenadores y dispositivos móviles, podrás mantener la privacidad, la seguridad y la libertad en la web sin importar qué dispositivo utilices.

A continuación, te dejamos un tutorial paso a paso sobre cómo instalar y utilizar un servicio VPN:

  1. Elige un proveedor de VPN fiable y adquiere el plan de suscripción deseado. En este tutorial, te mostraremos cómo instalar NordVPN.
  2. Descarga e instala la app de NordVPN en tu dispositivo.
Página de inicio NordVPN
  1. Introduce tus credenciales de acceso.
  2. Ve a la configuración de la aplicación VPN y activa las funciones adicionales que desees. Puedes habilitar la función VPN kill switch o cambiar a otro protocolo VPN.
  3. Para conectarte al servidor VPN más rápido para tu ubicación, selecciona Conexión rápida. También puedes elegir el país que quieras de la lista de servidores.

Alternativas a la VPN

Una VPN es sólo una de las muchas herramientas que puedes utilizar para proteger tu privacidad, seguridad y libertad en Internet. Exploremos algunas alternativas populares a las VPN.

Proxy

Un proxy es un servidor intermediario entre un dispositivo y un sitio web. Envía solicitudes web en nombre del dispositivo y luego devuelve los resultados. Puede ocultar tu dirección IP, pero en comparación con una VPN, un proxy no tiene tantas funciones ni es tan fácil de usar.

Tor

Página de descarga de Top Browser

Tor es un navegador web anónimo de código abierto. Funciona encerrando el tráfico de Internet en un cifrado de varias capas y enrutándolo aleatoriamente a través de una red de servidores a nivel mundial para lograr un anonimato casi total.

Es fácil de usar y está disponible en los sistemas operativos más populares, como Windows, macOS, Linux y Android.

Uno de los inconvenientes importantes de Tor es su lentitud, consecuencia de los complejos mecanismos que utiliza para proteger la privacidad de sus usuarios. Y mientras una VPN protege todo el tráfico a nivel de sistema, Tor sólo lo hace a nivel de aplicación.

SmartDNS

SmartDNS funciona de forma similar a los servidores proxy, salvo que en lugar de ocultar tu dirección IP, utiliza un servidor DNS para desbloquear contenidos con restricciones geográficas. Ten en cuenta que SmartDNS sólo funciona con determinados sitios web admitidos por el proveedor de servicios.

Lo mejor de SmartDNS es que desbloquea contenidos sin afectar a la velocidad de la conexión a Internet. Lamentablemente, SmartDNS no está diseñado como una solución de privacidad y seguridad, ya que no oculta tu dirección IP ni proporciona una conexión cifrada.

Lantern

Página de inicio de Lantern

Lantern es una herramienta para eludir la censura en la web peer to peer. Permite a los usuarios eludir las restricciones de Internet a través de una red de usuarios de confianza. Aunque puede desbloquear eficazmente los sitios web censurados, Lantern no es un navegador de privacidad como Tor, ya que recoge algunos datos del usuario.

Conclusión

Una red privada virtual establece una conexión segura con la Internet pública. Oculta tu información identificable, encripta tu tráfico de Internet y te permite eludir el bloqueo geográfico.

Una VPN funciona dirigiendo todas las peticiones web de un dispositivo a un servidor VPN a través de un túnel cifrado y entregándolas al servidor de destino. Una vez procesadas, los resultados se devuelven al dispositivo mediante el mismo proceso.

Una VPN es una herramienta valiosa y fácil de usar si te preocupa la privacidad, la seguridad y la libertad en la web. Esperamos que este artículo te haya dado una idea sobre las VPN y te haya ayudado a decidir si son adecuadas para ti.

Author
El autor

Diana Catalina Herrera Infante

Diana es una traductora con amplia experiencia en diferentes tipos de documentos, entre ellos tutoriales y artículos especializados en la creación de sitios web. Además, cuenta con experiencia en el área de marketing digital. En su tiempo libre le gusta hacer ejercicio y ver una buena película.